La planificación de capacidad aproximada (RCCP) es una técnica que utilizan las empresas de todo el mundo para comprobar si cumplen los requisitos de capacidad en el largo plazo. En el artículo de hoy, abordaremos más concretamente en qué consiste el RCCP en logística y producción.

Se trata de una herramienta de planificación imprescindible en este sector que ayuda a organizar mejor los recursos clave como la mano de obra, el tiempo de máquina o el espacio del inventario. Es, en definitiva, una forma de optimizar la cadena de suministro a través de la programación y organización. Eso sí, siempre en el largo plazo y de forma muy general. No debemos perder de vista que el cálculo del RCCP se utiliza para periodos de tiempo comprendidos entre los 12 y los 18 meses y que se trata de cálculos generales, o como su propio nombre indica “aproximados”.

¿Qué es el Rough Cut Capacity Planning?

El Rough Cut Capacity Planning (RCCP, planificación de capacidad preliminar en español), como hemos comentado, es un cálculo que permite a las empresas saber si cuentan con la capacidad necesaria para cumplir sus planes maestros de producción o si tienen la capacidad logística necesaria para cumplir sus objetivos.

Hay dos aspectos clave: los datos son siempre aproximados y se da en el largo plazo, en concreto, entre 12 y 18 meses.

Es posible realizar estos cálculos a mano, es decir, con una hoja de Excel. Se trata de una opción factible cuando hablamos de empresas con poca capacidad. Sin embargo, cuando la cosa se complica, es mejor recurrir a un software especializado, normalmente, un ERP que recoge datos procedentes de diversas fuentes, como el módulo de personal, los pedidos entrantes y el histórico de ventas.

Este software, que suele ser un módulo dentro de un ERP o un software independiente, recopila datos procedentes de diversas fuentes, entre otras:

  • Del plan maestro de producción (por ejemplo, de los materiales necesarios para atender la producción, del estado y la disponibilidad de las máquinas y de la cantidad de horas de mano de obra disponibles).
  • De la previsión de la demanda, normalmente basándose en los históricos de pedidos realizados.
  • De datos procedentes de la gestión de los almacenes.
  • De datos procedentes de los propios productos (caducidad, estado, viabilidad, etc.).

No debemos perder de vista que los cálculos de RCCP serán siempre a largo plazo y por lo tanto, pueden sufrir cambios derivados del estado del mercado y de la fluctuación de la demanda.

Sin embargo, son de gran utilidad para, por ejemplo, realizar cálculos de inversiones a futuro. Si, por ejemplo, al departamento de producción se le asigna un determinado presupuesto, el cálculo de RCCP puede ayudar a decidir si parte de este presupuesto se puede destinar a adquirir nuevas máquinas o a reforzar equipos de trabajo. Lo mismo sucederá en otros departamentos, como el de logística, que podrán evaluar las necesidades de ampliar el almacén o de destinar más recursos a aspectos clave que lo hagan más eficiente.

Ejemplos de RCCP

Para definir mejor el concepto si eres nuevo en esta área, vamos a considerar un par de ejemplos.

Ejemplo 1: una empresa de control de plagas con poco espacio de inventario

Imagina que eres una empresa de control de plagas que vende dispositivos repelentes. Imagina también que sufres un impacto en tu cadena de suministro y que no puedes enviar tus productos. Tus socios no podrán hacer llegar tus productos a las tiendas y consumidores finales, por lo que inevitablemente, te encontrarás con un exceso de existencias.

Gracias a un adecuado cálculo de RCCP podrás replantearte tus opciones de futuro. ¿Ampliar tu almacén para dar cabida a esas existencias de más? ¿Contratar almacenamiento externo para esta crisis eventual? Enseguida veremos cómo el cálculo de RCCP puede ayudar.

Escenario 2: una empresa de alimentos que necesita más capacidad de producción

Imagina que tu empresa tiene una buena racha. Hay una fuerte demanda de tus productos y debes aumentar tu capacidad de producción. Como consecuencia inevitable, deberán aumentar las horas de trabajo. Gracias a los cálculos realizados con RCCP podrás trazar un mapa de las horas estimadas de trabajo, así como qué pasará cuando la demanda de los productos baje y debas prescindir de la mano de obra extra que has comprometido.

Cuándo usar el RCCP

Como hemos comentado, el plan maestro de producción es el que marca el futuro más inmediato de una planta de producción.

Gracias al plan maestro, las empresas pueden decidir qué producto se fabrica, en qué cantidad y cuánto tiempo se va a emplear en producir. Es una de las situaciones típicas de aquellas empresas que fabrican bajo stock, es decir, no esperan a tener un pedido para procesarlo.

En este entono, el RCCP puede ayudar al departamento de producción de dos formas distintas:

El departamento de producción es el encargado de hacer el plan maestro de producción para la empresa. De esta forma, las empresas pueden decidir qué producto(s), cuánta cantidad y en qué fecha se va a fabricar. Por tanto, suele encontrarse más en empresas que fabrican por stock. A la hora de hacer un plan maestro de producción, el departamento puede usar el RCCP de 2 formas distintas.

Antes del plan maestro de producción

Primero se hace el cálculo de planificación RCCP con la información procedente de la hora de ruta de los productos y recursos. Como resultado, se obtiene la capacidad de los recursos (humanos, materiales y maquinaria) en horas a la semana.

Con esta información, el departamento de producción conoce la capacidad disponible y podrá trazar el plan maestro de producción.

Al mismo tiempo que el plan maestro de producción

Como su propio nombre indica, se hace al mismo tiempo el plan maestro y la planificación RCCP. A continuación, se comparan datos para saber si es o no realista y poder hacer cambios en consecuencia.

¿Qué grado de precisión tiene el RCCP en logística?

Como hemos comentado, el RCCP en logística, así como en producción, es aproximado, y la pregunta más frecuente es saber si el cálculo tiene una precisión estimada que nos permita fiarnos de esta información.

A continuación, vamos a compartir contigo algunos ejemplos para evaluar la precisión del RCCP en logística.

La disponibilidad de stock

Dado que el RCCP en logística trata de calcular, por ejemplo, el número de artículos terminados que puedes producir, necesita en todo momento información sobre los recursos que tienes a mano y los que llegan de la cadena de suministro, además del stock. En definitiva, la posición actual de tus recursos.

De esta manera, el RCCP determina si tienes los recursos necesarios para poder satisfacer la demanda. Por otro lado, el RCCP en logística también puede determinar las diversas dificultades que se puedan dar en:

  • Disponibilidad de materia prima.
  • Etapas específicas de tu proceso de producción.
  • Terminación y distribución de productos terminados.

Disponibilidad de mano de obra y planta

Al igual que el RCCP en logística puede identificar posibles problemas con los recursos materiales, también puede hacerlo con la mano de obra y la planta.

Las matrices de habilidades, por ejemplo, son útiles para determinar si tienes a las personas adecuadas para ejecutar los distintos trabajos de tu línea de producción, y así evitar un problema potencial. Tu empresa podría entrar en peligro en caso de que tus empleados clave de una parte de la línea de producción se fueran de vacaciones y nadie pudiera sustituirles.

El RCCP también es útil para determinar si merecen la pena los cambios en el modo de producción, por ejemplo, pasando de manual a industrial.

En definitiva, el RCCP en logística y producción tiene muchas y diferentes aplicaciones que te permiten hacer buenas predicciones en el largo plazo, a modo de hoja de ruta para tomar decisiones estratégicas.

Recuerda que no tienes por qué hacer estos cálculos en una hoja de Excel propensa a los errores, un ERP como SAP Business One cuenta con la capacidad para calcular estos datos y extraer de diferentes fuentes la información necesaria para calcular el RCPP en logística.

 

Contacta con nosotros sin compromiso

Descarga el folleto de SAP Business One starter package

Formulario de origen

Acepto la política de privacidad