La pandemia del coronavirus ha magnificado la importancia de la migración cloud de todas las tareas habituales.

Antes de la COVID-19, los expertos auguraban que el mercado mundial de servicios de nube pública aumentaría un 17% este año, alcanzando los 266,4 millones de dólares. 

El software como servicio (SaaS) es el segmento más grande dentro de este mercado, pero el segundo más grande, la infraestructura como servicio (IaaS) posee una tasa de crecimiento más rápida.

El por qué de la migración cloud

Son varios los factores que han empujado a los negocios a elegir la nube como el estándar para aplicaciones, datos y almacenamiento.

Migran para ganar flexibilidad, para reducir los costes de respaldo y recuperación, para convertir los gastos capitales en operacionales. Detrás de cada beneficio, sin embargo, cada empresa desea la migración cloud para facilitar el cambio organizacional de formas que solo la nube puede ofrecer.

El ejemplo de la inteligencia artificial

Toma el ejemplo de la inteligencia artificial. Aquellas empresas que ya la han implementado han observado un incremento en los beneficios y una reducción del 44% de los costes.

Los profesionales de todas las industrias desean y necesitan utilizar esta tecnología de forma eficiente, pero solo es posible si está alojada en la nube. En definitiva, es en la nube donde tendrá lugar el futuro lo que significa que a las empresas no les queda otra opción que migrar o quedarse atrás. 

Desafortunadamente, saber a dónde ir rara vez facilita el viaje. No te equivoques, migrar a la nube no es fácil, incluso si cuentas con un departamento dedicado.

Beneficios de la migración cloud en tiempos revueltos

Dicho lo cual, en los últimos meses hemos abordado a una explosión del concepto sin precedentes. Todos hablan de sus posibilidades, pero conviene saber qué esperar de esta migración cloud y por qué la situación actual parece ser tan propicia para dar el paso.

La tecnología en la nube permite a tu equipo permanecer en casa

Dependiendo del tipo de negocio, los beneficios del cloud computing pueden variar. Por ejemplo, para muchas empresas, el trabajo desde casa es motivo más que suficiente para dar el paso.

Así lo han manifestado muchos de nuestros clientes que ya han tienen todas sus operaciones en la nube y organizaciones importantes que no podrían haber seguido en pie si no hubiera sido por el acceso cloud.

Ampliar el negocio gracias a la migración cloud

Para los negocios ecommerce, la posibilidad de poder ampliar los servicios que se requieran en la nube es especialmente importante.

Así lo han experimentado importantes empresas como el máximo exponente del sector, Amazon. 

Ampliar el negocio significa recibir más pedidos, procesarlos y prepararlos para su envío más rápidamente y que todo quede bien reflejado en las cuentas.

Y en un panorama donde hemos visto cerrar multitud de negocios, poder crecer significa mucho, especialmente cuando los costes operacionales no significan la compra de infraestructura cara y compleja de implementar.

Sin contacto en centros de contacto

En estos meses y en el futuro, los departamentos de atención al cliente han sido vitales, ya que los clientes no tienen la opción de ningún contacto cara a cara.

Como resultado de las medidas de distanciamiento social, los centros de contacto han tenido que cambiar al trabajo remoto, al mismo tiempo que se enfrentan a un aumento en las llamadas, y la nube ha sido la clave para permitir que las empresas gestionen este tipo de operaciones.

Los bancos han sido los grandes protagonistas en este sentido, posibilitando las operaciones a distancia mediante agentes especializados trabajando en remoto para dar servicio a sus miles de clientes.

Pero no solo los centros donde habitualmente hay contacto entre personas han adoptado otros modelos de relación. Muchas industrias donde habitualmente hay contacto entre trabajadores han decidido digitalizar procesos para evitar el contagio de sus plantillas.

En este sentido, todo lo que permita a las empresas la participación humana será bienvenido en los próximos meses, como la automatización de determinados procesos en los almacenes.

No se pueden ignorar los beneficios de la nube

Lo contrario sería temerario. Empresas como la constructora inglesa Maber ha podido seguir trabajando gracias a la migración cloud, utilizada para especificar productos de construcción y que varios usuarios puedan trabajan en la misma desde distintas ubicaciones.

En palabras de uno de sus empleados, el arquitecto Nick Greenwood: “Es absolutamente crítico para el negocio; los dibujos y modelos que hacemos para los edificios están respaldados por las especificaciones, que le dicen al contratista exactamente lo que deberían usar para construir los edificios. Si no hubiera sido por la nube, todo nuestro trabajo se hubiera detenido”.

Maber es solo un ejemplo de las muchas empresas que a pesar de contar con una conexión VPN para tener acceso a los servidores de la empresa, tuvieron problemas para conectarse al hardware físico. Como consecuencia de la pandemia, han migrado todos sus archivos locales a la plataforma en la nube, para ser más eficientes.

La buena noticia es que la dura circunstancia que estamos atravesando ha permitido a las esferas más altas de las empresas tomar conciencia de la importancia de poder trabajar en la nube. La empresa puede seguir operando a un alto nivel de eficiencia, incluso de forma remota.

Ahora más que nunca se ha demostrado que no es necesario estar sentados en la oficina uno al lado del otro, que es posible extenderse a otros países y seguir proporcionando a los clientes el servicio que esperan.

La realidad es que esta pandemia ha resaltado la importancia de la migración cloud y de que las esferas más altas de las empresas comprendan que es un entorno de no retorno.