Siempre se trata de crecer. Todas las empresas quieren seguir creciendo año tras año, porque a nadie le gusta perder negocio o cuota de mercado. Sin embargo, crecer con inteligencia es más importante que, simplemente, crecer. ¿Es hora de invertir en software de gestión para seguir creciendo?

Si ya has implementado procesos internos inteligentes para ayudar a que tu crecimiento sea eficiente, con el software de contabilidad y hojas de cálculo, por ejemplo, es porque te importa la rentabilidad de tu negocio.

Sin embargo, a medida que tu empresa se expande, el uso de múltiples aplicaciones puede causar problemas en toda la organización que no habías imaginado. 

¿Cuál es la solución? El software de planificación de recursos empresariales (ERP).

Seis signos de que es hora de invertir en software de gestión empresarial

A la hora de ver las señales, no todos las percibimos con la misma intensidad. Lo que para el director de ventas es el fin del mundo, para el director financiero puede no ser tan grave.

¿Cómo reconocer las señales de que es hora de invertir para seguir creciendo?

Toma nota a estas seis:

1. Tus sistemas hablan diferentes idiomas

Seguramente has oído hablar de los silos. Pueden ser comunicativos, de datos u organizativos. Los silos de datos, es decir, cuando la información no se comparte de forma libre y eficaz en las organizaciones, pueden dar lugar a graves problemas de rendimiento.

Es algo muy común cuando se emplea más de un tipo de software que no se comunican entre sí. También es muy común en las empresas que crecen y que utilizan varias herramientas para solucionar áreas de la empresa que funcionarían mejor si estuvieran comunicadas, como ventas y marketing o finanzas y recursos humanos. 

2. Tus clientes no están tan contentos como deberían

Todo el mundo sabe que el coste de adquirir un nuevo cliente es superior al de mantenerlo fidelizado.

Y no puedes fidelizar clientes si cada departamento utiliza su propio software: ventas utiliza uno, compras otros y almacén un tercero para la administración del inventario.

El problema es que cuando estos sistemas no están integrados entre sí, es difícil gestionar las existencias y hacer que los clientes repitan una y otra vez. Puedes pensar que solo es cuestión de adquirir un CRM, pero es algo más complicado. Si todavía no sabes en qué consiste la diferencia entre un CRM y un ERP, consulta la entrada relaciona de este mismo blog.

La cuestión de fondo es que en una empresa en crecimiento, no te puedes permitir el riesgo de decepcionar a los clientes no cumpliendo con los pedidos, que se multiplican a medida que tu negocio se expande.

De nuevo, un ERP que conecte todo con todo puede ayudarte, agilizando todas las funcionalidades clave.

3. Tus directores financieros no ven la gran foto

¿Puede tu equipo financiero ver todas las transacciones financieras de toda la empresa? Si la respuesta es no, no puedes tener una gestión financiera eficaz.

Cuando una empresa crece, lo hacen también las transacciones financieras, que a menudo se gestionan de forma independiente desde el departamento correspondiente.

Con un ERP, el equipo financiero recibirá automáticamente actualizaciones financieras periódicas de los departamentos de toda la empresa. 

Verás cómo se reduce el tiempo necesario para introducir datos y los errores humanos de forma drástica, ya que los libros de contabilidad se actualizan automáticamente.

4. La inteligencia empresarial no es tan inteligente como podría ser 

Si en tu empresa creciente recopilar y analizar la información sobre el negocio se ha convertido en un calvario, no estás aprovechando todo el potencial de la inteligencia de negocio.

El software de gestión facilita la recopilación de los datos que necesitas, ya que centraliza la información en un solo lugar. 

También te ayudará con la generación de informes, lo que simplifica el análisis de la información.

5. La administración de tus sistemas se ha vuelto difícil de manejar

Cuando utilizas múltiples tipos de software, te cuesta tiempo y dinero que no tienes, ya que debes centrarte en expandir tu negocio. 

Si racionalizas el uso de licencias, contratos de soporte y uso de aplicaciones, tus costes de IT se reducirán y tendrás dinero para seguir creciendo.

6. El mundo se está volviendo móvil … tal vez tú también deberías

Información inmediata, estés donde estés. Las ventas itinerantes, la gestión de los pedidos y el control de horario, todo se puede simplificar cuando tienes acceso a datos en tiempo real de forma remota. 

El software de gestión móvil te puede ayudar, entre otras cosas, a una toma de decisiones en tiempo real con la información que de verdad importa.

Si has detectado las señales y crees que es hora de invertir en un software de gestión para seguir creciendo, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos.