CRM y ERP son conceptos que se confunden a menudo y muchas personas creen que están hablando de lo mismo. Son cosas diferentes y debes tener claras sus diferencias antes de tomar decisiones al respecto.

Diferencia entre CRM y ERP

ERP significa “Planificación de recursos empresariales” y CRM “Gestión de relaciones con el cliente”.

No solo se diferencian en la denominación, además y, a pesar de que ambas son soluciones de software empresarial con el mismo propósito, utilizan enfoques muy diferentes.

Empecemos con el CRM, que tradicionalmente hace referencia a la gestión de las relaciones con los clientes. En líneas generales, los CRMs están diseñados para:

Automatizar los procesos de ventas, como el registro de nuevos clientes, el envío de recordatorios, mensajes de agradecimiento, entre otras muchas cosas.

Recopilar información, como crear bases de datos con información del cliente que pueda analizarse con fines de marketing y hacer pronósticos de ventas, seguimiento del departamento comercial, etc.

La importancia de un CRM en la empresa

En los departamentos de marketing e investigación, un CRM es una de las piezas clave. A medida que recopila información permite recomendar técnicas para mejorar la eficacia de las acciones.

Además, también utiliza la minería de datos para mostrar tendencias sobre los clientes y los posibles prospectos, de forma que puedas tomar mejores decisiones estratégicas. En resumen, el software CRM está centrado en el cliente y su relación comercial y de posventa. Su propósito es aumentar las ventas.

¿Sabes la diferencia entre CRM y ERP?

Qué hace un ERP

Aclarado lo que puede hacer el software de gestión de clientes, la diferencia entre CRM y ERP más evidente es que el ERP se centra en los procesos comerciales y el intercambio de datos entre los departamentos de la empresa.

El software ERP ayuda a reducir los costes de producción y a hacerla más eficiente, ya que analiza los indicadores de medición y mejora los procesos interdepartamentales.

Por lo tanto, un sistema ERP se puede integrar en diferentes departamentos de la empresa, de forma que los datos de ventas impulsen los objetivos de producción, luego las proyecciones financieras, los recursos humanos y así sucesivamente.

Diferencia entre CRM y ERP. Qué esperar de cada uno de ellos

Un ERP puede constar de muchos módulos comerciales diferentes, que incluyen, entre otros:

  • Fabricación
  • Recursos humanos / nóminas
  • Ventas
  • Inventario
  • Cadena de suministro
  • Finanzas y contabilidad

Ten en cuenta que hay diferentes fabricantes de ERP y también es importante que te plantees qué ERP elegir.

Por último, una de las diferencias más importantes entre CRM y ERP es que este permite administrar de forma centralizada cada departamento mientras opera de forma independiente. 

Gracias a ello, favorece la comunicación entre departamentos pero, sobre todo, como trabaja con una única base de datos, consigue que haya una mayor confiabilidad en los mismos.

Toma de decisiones, la gran diferencia entre CRM y ERP

Un ERP mejora enormemente la calidad de la toma de decisiones ya que se suceden eventos que son fáciles de seguir al estar únicamente centrados en una sola herramienta.

Es muy común que un ERP como SAP Business One ofrezca un componente CRM, aunque hay empresas que prefieren tener uno independiente. 

Normalmente, son compatibles entre sí y la elección de una solución para gestionar los clientes dependerá del tamaño de la empresa.

Podríamos decir que ambas soluciones trabajan para mejorar el negocio y que son claves a la hora de gestionar el crecimiento de tu negocio. Mientras que el CRM se ocupa de la gestión de los clientes y el aumento de ventas, el ERP se enfoca en la automatización de procesos entre departamentos y, sobre todo, de reducir costes.

¿Te gustaría añadir alguna diferencia entre CRM y ERP que no hayamos contemplado en este artículo? Te esperamos en los comentarios.