La tecnología avanza cada vez más rápido, lo que ha permitido que la automatización sea ahora más fuerte que nunca, haciendo que muchos trabajos hasta ahora lentos y tediosos, sean exponencialmente más fáciles. Crear un almacén inteligente mediante software de gestión es uno de los ejemplos de estos avances hasta hace poco impensables.

¿Qué es un almacén inteligente?

Un almacén inteligente es aquel que lleva la automatización a su máxima expresión, con todas las posibles operaciones funcionando de forma autónoma y sin intervención humana.

Al igual que una casa inteligente, donde la temperatura se mantiene estable mediante la automatización de la climatización y persianas y ventanas que se abren y se cierran automáticamente, un almacén inteligente cuenta con la tecnología interconectada que le permite funcionar casi sin humanos.

Y decimos casi, porque eliminar el factor humano al 100% tampoco es el objetivo, sino aumentar la eficiencia eliminando aquellas tareas repetitivas y que aportan poco valor añadido a la empresa.

Un ejemplo de almacén inteligente

¿Cómo es un almacén inteligente? Los pedidos se reciben automáticamente, el sistema comprueba si están o no en stock. A continuación, las listas se envían a carritos robotizados que colocan y mueven las mercancías por el almacén, llenan los contenedores y permiten a los trabajadores centrarse en otras tareas como la gestión, la organización o la solución de problemas.

¿Qué son los Sistemas de Almacén Inteligente?

Un sistema de almacenamiento inteligente, por lo tanto, es un conjunto de tecnologías interconectadas que trabajan juntas. Forman un ecosistema tecnológico donde los bienes se reciben, identifican, clasifican, organizan y extraen para su envío de forma automática. Las mejores soluciones de almacén inteligente automatizan casi toda la operación, desde los proveedores hasta los clientes, con errores mínimos.

Entre las características principales de estos sistemas nos encontramos:

Simplificación

El objetivo de cualquier automatización es la simplificación de las operaciones que dicho sea de paso, son cada vez más complejas. Pedidos combinados, puntos intermedios y requisitos específicos han convertido a las operaciones logísticas en algo cada vez más complicado.

Por eso un sistema de almacén inteligente debe optimizar el viaje de las mercancías dentro del almacén para que sean lo más sencillas posible. Por ejemplo, cada vez son más comunes las oportunidades presentes en almacenes temporales o agentes logísticos de terceros. Integrar la información de nuestro propio almacén con la de colaboradores, proveedores y clientes puede ayudar a encontrar solución a un problema de desbordamiento temporal de existencias.

Escalabilidad

A medida que la complejidad del almacenamiento y las cadenas de suministro continúan creciendo, tu almacén inteligente siempre debe tener la vista puesta en el futuro. Los almacenes inteligentes deben estar preparados para aceptar grandes flujos de productos en cualquier momento.

Visibilidad de datos

La visibilidad de los datos se ha convertido en una necesidad para la mayoría del software relacionado con las funciones de la cadena de suministro, debido a su creciente complejidad. 

Por ejemplo, en logística, el seguimiento de los pedidos, expediciones y mercancías se ha convertido en un estándar al que casi nadie quiere renunciar, para lo que necesitas una buena integración y presentación de los datos.

Qué tecnología se usa en un almacén inteligente

Hemos mencionado que un almacén inteligente se compone de varias tecnologías interconectadas con el objetivo de automatizar procesos y tareas.

Pero ¿qué tecnologías exactamente? ¿Es tecnología real o ciencia ficción?

Robots

Cuando se menciona la palabra “robot” todo el mundo imagina androides que andan de forma torpe y hablan con efecto lata. En realidad, los robots de cocina, los drones o las aspiradoras autónomas son ejemplos de robots que ya hacen tareas para los humanos.

En un almacén inteligente, estos robots transportan mercancías de unos sitios a otros, mejorando el famoso picking de almacén, seleccionando y recogiendo las mercancías que debe contener cada pedido de cada expedición.

El almacén robotizado más famoso es el de Amazon, con las famosas “Kivas”, robots colaborativos capaces de mover toneladas de mercancías al año implantadas hace ahora ocho años en sus almacenes automáticos verticales.

Identificación mediante códigos de barras

La identificación por códigos de barras ayuda a organizar y controlar el inventario. 

Elimina el papel y ayuda no solo a evitar errores, también a la reducción del papel necesario para realizar todas las gestiones relacionadas con los pedidos.

Te ayuda de muchas maneras con la gestión de inventario, por ejemplo, siguiendo los productos por las diferentes partes del almacén. A menudo es necesario controlarlos en más de un punto, lo que puede ralentizar mucho tus procesos. Las pistolas de código de barras aceleran este proceso, entre otras cosas.

Inteligencia artificial

El uso de la inteligencia artificial (IA), como el big data, se está disparando en todas las industrias, no solo en el almacenamiento. ¿La razón principal? Ayuda a aumentar la productividad al tiempo que minimiza los errores.

Por ejemplo, ayuda a los robots a encontrar la ruta más eficiente para recoger productos. También se puede utilizar para determinar el mejor tipo de caja para un envío según el tipo, número, tamaño y peso de los productos. Algunos almacenes incluso han podido implementar máquinas que pueden empaquetar productos, utilizando la inteligencia artificial para encontrar la manera de optimizar el espacio.

Internet de las cosas

Probablemente, ya hayas oído hablar del Internet de las cosas, o IoT. Si deseas que tu almacenamiento automatizado funcione correctamente, es probable que implementes esta tecnología. 

En los sistemas de almacenes inteligentes, los robots pueden comunicarse con toda la tecnología que necesitan, incluido un sistema de gestión.

Sistemas de gestión de almacén

El uso de un sistema de gestión es la guinda de toda tu tecnología inteligente además de una de las piezas de software de la cadena de suministro más importante. Una solución de este tipo tiene muchas funciones, desde recopilar datos valiosos hasta ayudar a los usuarios a administrar los procesos de almacenamiento. 

Te permite realizar un seguimiento de la eficiencia de las operaciones diarias de tu centro logístico y mejorar los procesos.

Además, te abre un nivel completamente nuevo de optimización frente a un almacén convencional.

Por ejemplo, la mayoría de estas soluciones, como SAP Business One, pueden recopilar datos en tiempo real y crear informes visuales, ayudando a descubrir cualquier deficiencia de los procesos logísticos.

Podrás saber en todo momento el estado del almacén, las unidades disponibles, los pedidos entrantes, los problemas y cuellos de botella a solucionar, así como hacer informes de rendimiento y previsiones de cómo se comportará tu almacén en las épocas de más o menos actividad, pudiendo ayudarte a tomar decisiones estratégicas.

¿Quieres un almacén inteligente? Contacta hoy para que te asesoremos sobre cómo puedes implementar estas tecnologías y la potencia del ERP líder del mercado, SAP Business One y mejora tu eficiencia.

 

Contacta con nosotros sin compromiso

Descarga el folleto de SAP Business One starter package

Formulario de origen

Acepto la política de privacidad